1. Derecho a la Educación (Libertad a la educación)

El lasallismo sostiene, a partir del ejemplo de San Juan Bautista de La Sallle, la libertad que tienen los padres de poder escoger la educación que crear pertinente para sus hijos. Concede particular privilegio para aquellos que se encuentren en situaciones desventajosas en relación a la sociedad. La persona es anterior a los intereses económicos, de quien sea.

2. Opción preferencial por los  pobres

Si bien se busca el servicio a los pobres, también es necesario hacerlo de manera que sea cristiano pleno, elevar su persona armónicamente por medio de la cultura. El espíritu de  la gratuidad no se queda en lo económico, sino que se extiende más en la dedicación, entrega y gratuidad espiritual de quienes educan. Asimismo esta gratuidad y preferencia por los pobres se refleja en la “promoción de la justicia”. Formar al alumno para el servicio; que aprendan a ver al excluido con ojos cristianos.

3. Formación adecuada del maestro

Aunque este principio está plenamente asumido por la sociedad y por las leyes del estado, en el lasallismo tiene una preponderancia y una dedicación especial. Juan Bautista de la Salle es el Patrono de los maestros. Casi toda su producción escrita está dirigida a la formación de los maestros.

4. Comunidad educativa

En el lasallismo, la comunidad educativa es la asociación espontánea y libre de personas comprometidas con principios, valores y objetivos comunes, y que en el uso de su libertad se consideran responsables unas de otras, para la realización más plena de todas y cada una de ellas, en el servicio educativo.

5. Humanizar por medio de la Cultura

Dos vertientes se consideran en este principio:

  • Promover TODA la persona. La persona debe crecer armónicamente. Se consideran todas las dimensiones de la persona: bio-psico-social y trascendente.
  • Se atiende primordialmente a la persona en u clima de encuentro y cercanía. Las relaciones interpersonales son más importantes que los avances tecnológicos o la cultura por la cultura. El alumno es agente de su educación.

6. Evangelizar

Siendo una universidad de Inspiración Cristiana, el clima cristiano para vivir y celebrar la fe es parte de nuestra vida. Para nosotros, formar al hombre a imagen y semejanza de Cristo es esencial.